Caminando letras

Con esta dinámica se pueden realizar trabajos de razonamiento y orientación por grupos a la vez que se realiza algo de movimiento físico. Además del ejercicio mental, puede servir para introducir de una manera sencilla a las personas participantes en conceptos como la programación.

Tabla resumen

  • Duración: 1h
  • Colectivos: Infantil, Gente Mayor
  • Espacio: Sala grande, Exterior
  • Temática: Ejercicio mental, Steam

Objetivos

  • Ejercitar el razonamiento lógico
  • Ejercitar la orientación espacial
  • Ejercitar el lenguaje y la comunicación
  • Realizar ejercicios mentales a través del movimiento físico
  • Trabajar aspectos muy básicos de las STEAM

Materiales

  • Fichas con lineas de código ya propuestas

Metodología

  • Se crean diferentes grupos de máximo tres personas. Una persona hará de caminante y las otras tendrán el papel de dar las instrucciones.
  • A cada grupo se le da una secuencia de combinaciones de órdenes. Estas combinaciones se pueden considerar un código que permite «dibujar» caminando una letra en formato digital. El objetivo de cada equipo es conseguir adivinar de qué letra se trata:
Ejemplo de letras
Las letras que se pueden dibujar tienen un formato digital o por cuadrados
  • Las órdenes son solo tres:
    • A: Dar un paso al frente:
    • I: Girar, sin moverse del sitio, hacia la izquierda (90 grados)
    • D: Girar, igualmente sin moverse del sitio, hacia la derecha
    • También se puede usar otro tipo de órdenes como flechas.
  • La persona caminante tiene que traducir cada orden en un movimiento. Con cada uno recorre una casilla dentro del tablero imaginario (en el caso de que el suelo tenga baldosas cuadradas se pueden usar para representar este tablero).
  • Se puede aclarar desde qué punto se va a empezar la secuencia. A partir de ahí solo podemos dar órdenes de «avanzar» y «girar» a un lado o a otro.
Ejemplo de secuencia
Dos posibles secuencias (código) para hacer la letra L desde la casilla en rojo
  • Es importante considerar que la orden «avanzar» significa realizar un paso hacia adelante independientemente de la orientación que tenga la persona caminante.

Elementos de ajuste

La dinámica se puede ajustar al grupo con el que se trabaja de muchas maneras. Existen dos elementos fundamentales para manejar la dificultad:

  • El tipo de letra (hay letras más fáciles y más difíciles)
  • El número de letras a resolver
  • La orientación (costará más averiguar de qué letra se trata si observamos el camino realizado desde un punto de vista diferente al de la persona caminante).

Por otro lado, si el grupo responde bien a la actividad, se puede invertir el ejercicio y solicitar a las personas participantes que, a partir de una letra dada, escriban la combinación de órdenes. También se puede hacer de forma directa: se da una letra secretamente a una persona del grupo, que tendrá que dar las órdenes sin ningún tipo de soporte en papel, solo mentalmente.

Conclusiones

Esta dinámica combina una forma de hacer ejercicios mentales de forma holística: exige en una misma actividad trabajo intelectual y físico. Por lo tanto, puede ser una propuesta divertida e interesante tanto para personas mayores como no tan mayores. Aunque tiene muchos componentes de razonamiento, se trata de una dinámica donde se puede trabajar fácilmente la orientación (la izquierda y la derecha no están muy claras entre el alumnado de infantil y primaria, como tampoco lo está entre algunas personas mayores).

Además, se trata de una especie de lenguaje de programación (de hecho usa principios del lenguaje Logo). Con lo cual, tenemos también una manera sencilla de hacer una introducción a este mundo, así como nos permite explicar cómo funcionan algunas máquinas actuales como las impresoras 3D (una vez establecida la altura, la extrusión se va moviendo de posición siguiendo órdenes parecidas de avanzar tanta distancia en una dirección y en otra). Se realiza el mismo trabajo que se lleva a cabo con tecnologías como BeeBot o ProBot, pero cambiando el robot por una persona.

En este sentido es importante ver cómo se desarrolla la dinámica en términos de lenguaje y comunicación. Las órdenes poco precisas o ambiguas no permiten dar con la solución del ejercicio. La persona caminante de alguna forma tiene que adoptar el papel de un robot que no sobreentienda y no dé por supuesto nada y que se limita a ejecutar las órdenas dadas tal cual le son expresadas. De esta forma, se puede trabajar tambień la expresión y la comprensión verbal.